Las familias

Nuevamente hemos ligado la jornada de hoy a un acontecimiento del Colegio: la Fiesta de Primavera que celebramos habitualmente un sábado del mes de abril. Nació como fiesta de las familias para compartir ilusiones, y dar a conocer el Colegio y el modo en que se desarrolla la formación que impartimos, entre familiares y amigos. Como venimos diciendo, queremos que este año de celebraciones se centre en lo ordinario pero vivido con mayor intensidad, mirando al futuro con la experiencia del buen hacer del pasado.

Aunque los reconocimientos a los que aludimos en estos actos se centran en personas concretas, los nombres que se citan, son sólo una simple muestra de las familias de Retamar. Son muchos a los que, quizás con más méritos, no se les ha podido conceder, en algún caso por desconocimiento y en otros porque, a pesar de su trabajo no cumplían los requisitos establecidos. En cualquier caso, se desea extender la felicitación y agradecimiento a todas las familias de Retamar y a cuantos han colaborado de una u otra forma con el Colegio durante estos cincuenta años.

Como en los actos ya celebrados, la satisfacción que nos produce observar la reacción de todos los convocados; todos ellos, sin excepción, han manifestado una cercanía y cariño por el Colegio, de la que nos sentimos orgullosos, y su deseo de estar entre nosotros, lo que constituye la mejor muestra de que esta labor docente y formativa verdaderamente vale la pena y es muy gratificante.

En Madrid a uno de marzo de dos mil dieciséis, REUNIDOS los miembros del Consejo de Administración de Retamar S.A. y los Patronos de la Fundación de Iniciativas Sociales Retamar, bajo la presidencia de Don Juan Manuel de Toro Martín y actuando como secretario Don Fernando Moreno Cea y, con el conocimiento y aprobación previa, de la Asociación de Padres del Colegio Retamar, ACUERDAN lo siguiente.

PRIMERO: con motivo de las celebraciones por el Cincuenta Aniversario del Colegio Retamar dedicar una jornada exclusivamente a homenajear de todas las familias del Colegio, y manifestar el orgullo y agradecimiento a todas ellas, pues lo que constituye Retamar en la actualidad es la suma de todas sus familias, que han escrito la verdadera historia de sus cincuenta años.

SEGUNDO: establecer un especial reconocimiento a todos los Presidentes del Patronato y de la Asociación de Padres por la labor sacrificada que con alegría, tenacidad y espíritu deportivo han realizado durante estos cincuenta años:

  • En representación de los primeros grupos promotores el hijo de D. MANUEL MARQUÉS LABIAGA y la mujer de D. EDUARDO JAUDENES Y AGACINO al haber fallecido ambos.
  • D. ÁLVARO ALONSO DE VELASCO, primer presidente del APA (1982-1988)
  • D. JOSEMARÍA SANCHEZ DE LAMADRID BERLANGA (1988-2000)
  • D. ÁNGEL CESAR BELTRÁN SANZ (2000-2004)
  • D. VICENTE SÁNCHEZ DE LEÓN FERNÁNDEZ-ALFARO (2004-2011)
  • D. ALBERO DE LOPE ALEMÁN (2011-)

TERCERO: como muestra del agradecimiento a las familias por la labor de formación realizada en el Colegio por medio de actividades, seminarios, cursos, etc, impartidos a familias, profesores y alumnos, por parte de numerosos padres del Colegio, se desea reconocer algunas acciones que por su especial relevancia y continuidad en el tiempo, han tenido gran repercusión en Retamar, y han demostrado el esfuerzo, la capacidad y el buen hacer de las personas que lo han afrontado, facilitando una preparación óptima para el desarrollo humano y profesional de los que la recibían:

  • Dª MARÍA ÁLVAREZ DE LAS ASTURIAS BOHORQUES por las sesiones impartidas durante tantos años, las publicaciones realizadas a disposición del Colegio y el asesoramiento familiar a tantas familias que han acudido a su consejo como Defensora del Vínculo y Promotora de Justicia Tribunal Eclesiástico de Madrid.
  • Dª MARÍA CALVO CHARRO por los seminarios impartidos a padres, profesores y alumnos, reflejo de su labor investigadora y científica sobre la educación diferenciada. Presidente de EASSE-España, con multitud de publicaciones, cursos, seminarios y actividades en gran cantidad de países.
  • D. LUIS CHIVA DE AGUSTÍN Y Dª MARÍA SAN ROMÁN LÓPEZ por las múltiples cursos y seminarios impartidos durante muchos años, con especialísima referencia del Seminario de Bioética que los alumnos han recibido durante años en 2º de Bachillerato coordinando a especialistas de primer orden en esas materias.
  • D. FRANCISCO FERRE NAVARRETE por las sesiones impartidas durante tantos años como médico especialista en Psiquiatría, con especial referencia a los Cursos de Orientación y el asesoramiento en multitud de circunstancias y situaciones específicas.
  • Dª MICAELA MENARGUEZ CARREÑO por sus múltiples sesiones impartidas a padres y alumnos durante tantos años, con especial referencia a los cursos de orientación de futuros padres.
  • D. EDUARDO URBANO CASTRILLO por la coordinación y dirección de La Comisión Deontológica de Juristas, que durante once años consecutivos han elaborado sus publicaciones periódicas y que hoy también lo hacen con un nuevo tema: El Derecho a la vida privada en donde se recopilan diez trabajos de prestigiosos juristas.

TERCERO: como muestra del Colegio de familias que constituye Retamar en estos cincuenta años, reconocer a todas las familias, haciendo mención a todas las que han tenido seis o más hijos estudiando en Retamar, por la implicación que eso ha supuesto con sus sugerencias apoyo y ejemplo para el resto de las familias del Colegio, leídos por orden alfabético:

Familia Abascal Castañón con sus siete hijos: Juan, Vidal, Jaime, Álvaro, Javier, José María y Gonzalo.
Familia Álvarez Avello con sus seis hijos: Santiago, Juan Daniel, Rafael, Fernando, José Manuel y Javier
Familia Aranguren Gutiérrez con sus seis hijos: Ignacio, Carlos, Santiago, Rafael, Alfonso y Javier
Familia Asenjo González-Valerio con sus seis hijos: Santiago, Julio, Juan, Miguel, Ignacio y Pedro
Familia Carabias Palmeiro con sus seis hijos: Manolo, Eloy, Luis, Juan Carlos, Jorge y Josemaría
Familia de Toro y de Murga con sus seis hijos: Jorge, Juan Manuel, Jacobo, Javier, Alejandro y Gabriel
Familia Díaz Guardamino Müller con sus seis hijos: Carlos, Guillermo, Javier, Alberto, José y Mario
Familia Echevarría Molina con sus seis hijos: Álvaro, Pablo, Javier, Gabriel, Borja y Mikel
Familia Fernández Castillo con sus seis hijos: Juan Esteban, Miguel Ángel, Fernando, Andrés, David y Rafael
Familia Fernández Vega con sus seis hijos: Pablo, Juan, Joaquín, Javier, Borja e Ignacio
Familia Gimeno Calvo con sus seis hijos: David, Dimas, José, Daniel, Diego y Juan Bosco
Familia Guerrero Alzola con sus siete hijos: José Miguel, Eduardo, Arturo, Ignacio, Francisco Javier, Pablo y Ricardo
Familia Gutiérrez Martínez con sus seis hijos: Juan Pablo, Jesús, Álvaro, José María, Francisco Javier y Jorge
Familia Jáudenes Baíllo con sus siete hijos: Eduardo, Álvaro, Pablo, Jacobo, Javier, Borja e Ignacio
Familia Jove Mateos con sus seis hijos: Gabriel, Juan, Álvaro, Lucas, Luis y Alfredo
Familia Llorente Domínguez con sus seis hijos: Rosendo, Jacobo, Gonzalo, Gabriel, Nicolás y Lucas
Familia Llamas del Valle con sus seis hijos: José María, Fernando, Alfonso, David, Francisco Javier y Rafael
Familia López Antolín con sus siete hijos: Víctor, Joaquín, Javier, Alberto, Julio, Fernando y José Luis
Familia López-Medel Marina con sus nueve hijos: Miguel, Jesús, Gonzalo, Pablo, Ignacio, Jaime, Pelayo, Borja y Bosco
Familia Luengo García con sus seis hijos: Marcos, Álvaro, Javier, Ignacio, Gonzalo y Miguel
Familia Martínez-Echevarría Castillo con sus seis hijos: Íñigo, Pablo, Borja, José María, Rafael y Bosco
Familia Masoliver Macaya con sus seis hijos: Javier, Alfonso, Pablo, Rafael, Bruno y Pedro
Familia Mata Gutiérrez con sus seis hijos: Juan, Lucas, Marcos, Manuel, Santiago y Mateo
Familia Méndez-Monasterio Silvela con sus seis hijos: Pablo, Jaime, Santiago, Juan, Mateo y José
Familia Moncada del Prado con sus hijos: Juan Antonio, Alberto José, Alberto José, Ignacio, Javier y Álvaro
Familia Monjardín Arbex con sus seis hijos: Juan, Pablo, Pedro, Álvaro, Lucas y Marcos
Familia Morán Díaz con sus seis hijos: Adolfo, Ignacio, Gabriel, Joaquín, Jaime y Juan
Familia Ojeda de Puig con sus seis hijos: Cosme, Guillermo, Luis, Juan Bosco, Francisco de Borja y Javier
Familia Olazabal Bernaldo de Quirós con sus seis hijos: Juan Antonio, Jaime, Ignacio, Javier, Borja y Luis
Familia Orte Navarro&Espejo con sus nueve hijos: Alberto, Domingo, Miguel, Francisco Javier, José Manuel, Pablo, Carlos, Jorge y Gonzalo.
Familia Pampillón Alonso de Velasco con sus seis hijos: Juan, Andrés, Santiago, Pablo, Pedro y Álvaro
Familia Poole Derqui con sus seis hijos: Pablo, Javier, Pedro José, Eduardo, Diego y Gabriel
Familia Robledano Soldevilla con sus seis hijos: Ramón, Luis, Diego, Josemaría, Juan Bosco y Pedro
Familia Rodríguez-Fraile&Fernández Huete con sus siete hijos: Gonzalo, David, Martín, Pablo, Nicolás, Juan y Diego
Familia Ruiz-Mateos Rivero con sus seis hijos: Zoilo, José María, Alfonso, Pablo, Javier y Álvaro
Familia Serra Bellver con sus seis hijos: Juan Pablo María, Francisco Javier, Santiago, Patricio, Diego y José María
Familia Torre de Silva y Valera con sus seis hijos: Víctor, Íñigo, Rafael, Juan, Luis y Pedro
Familia Torres López con sus siete hijos: Ricardo, Guillermo, José María, Juan José, Carlos, Enrique y Eduardo
Familia Villalón Fornés con sus ocho hijos: José María, Ignacio, Jaime, Gonzalo, Javier, Álvaro, Rodrigo y Juan María.

CUARTO: ahondando en el carácter familiar del Colegio hacer, por último, referencia a las familias que, en estos momentos, coinciden con más hermanos como padres de Retamar, reconocimiento a sus padres por los valores que han sabido transmitirles en sintonía con la educación que se imparte en Retamar.

Familia Belbel Aguilar con las cinco hermanas: Blanca, Carolina, María, Mónica y Patricia
Familia del Río Galán con los cuatro hermanos: Almudena, Leticia; Verónica y José Luis
Familia Díez de Rivera y Pérez de Herrasti con los cuatro hermanos: Ramón, Carla, Sofía e Inés
Familia García Corsini con las cuatro hermanas: Belén, Carolina, Cristina y Gabriela
Familia García-Nates Fernández con los cuatro hermanos: Angelines, José María, Javier y Miguel.
Familia Gómez de Barreda Tous de Monsalve con los cuatro hermanos: Carmen, Cristina, Soledad y Fernando
Familia Jiménez de Andrade Astorqui con los cuatro hermanos: Elena, María, Gonzalo y Pablo
Familia Llorente Martín con los cuatro hermanos: Carmen, Fernando, Pablo y Rosendo
Familia Torre de Silva y López de Letona con los cuatro hermanos: Alonso, Javier, José Antonio y Víctor.

QUINTO: recordar a todas las familias que han recibido la medalla de plata en la Fiesta Fin de Curso al haber permanecido al menos veinticinco años con hijos en Retamar, haciendo mención al año en que los cumplieron:

1992Coello de Portugal Martínez del Peral
Moncada del Prado
1994Cerezo Lallana
1995Aranguren Gutiérrez
Sagastibelza Lugo
1996Carabias Palmeiro
Yanes López
1997Rubira Cruzado
2000Bertodano García de la Riva
Fernández-Olano Martínez-Cattaneo
2001Moreno Inocencio
Polo Fueris
Villanueva Galobart
2002Bardisa Yerón
Rumayor Fernández
2003Martín Vivas
Martínez Echevarría Castillo
2004Herrán Ocharán
2005Anaya Tapia
2007Oriol Allende
Orte Navarro
Arbaiza Mañeru
2008Calonje Espinosa
2009San Martín Sánchez
García Prieto
2010Torres López
López Medel Marina
2011Hinojosa Ortega
López Antolín
Fábregas Bernar
2012Pérez Torres
Navalpotro Carnicer
2014Orejana Martín
2015Gimeno Calvo
Serra Bellver

La gran singularidad de Retamar estriba en comenzar su andadura por el deseo de un grupo de familias de poner en marcha una iniciativa educativa para sus hijos: un Colegio como medio para ayudarles en su formación. Así quedó plasmado, desde el primer momento, en el propio ideario del Colegio: Retamar se reconoce colaborador de los padres de los alumnos, que tienen el derecho irrenunciable y la principal responsabilidad sobre la educación de sus hijos.

Manuel Marqués presidió el primer patronato con sede en su oficina de la Equitativa Madrileña, calle Marqués de Riscal 2, desde 1966 a 1973. Luego pasó a una oficina de Luis Corral en la calle Princesa, siendo la secretaria del Patronato María Rosa Martínez. Posteriormente la sede se trasladó a la calle Corazón de María, siendo Crescente Vergara su Presidente. Eduardo Jaudenes, Angel Pinacho, Francisco Lacalle… son nombres que quedan para la historia de estos comienzos.

Hay que esperar al año 1982 para que se constituya la Asociación de Padres de Alumnos del Colegio Retamar, separándose del Patronato. El Colegio ya tiene la madurez necesaria para deslindar las misiones propias de cada órgano de gobierno, fortaleciendo y profesionalizando más la función de cada uno. Esta Asociación nace como un medio más para ayudar en la consecución de los objetivos del Colegio y como un órgano asesor de la Junta de Gobierno, con quien se reúne periódicamente, sin interferir ni mediatizar las tareas que corresponden a la Dirección del Colegio. Álvaro Alonso de Velasco es elegido primer Presidente, permaneciendo en el cargo mientras sus hijos estudian en Retamar.

Álvaro es sustituido en 1988 por Josemaría Sánchez de Lamadrid, que igualmente deja el cargo con la salida de su último hijo en el año 2000. En todos sus años como Presidente, cuenta con Ángel César Beltrán Sanz como Vicepresidente, el cual le sustituye en ese año y permanece hasta el 2004, en que acaba su hijo Josemaría. Ángel César es sustituido por Vicente Sánchez de León, que contó siempre con María Belver como Vicepresidenta hasta su fallecimiento en el 2010. Por último, a Vicente le sustituye en el 2011 el actual presidente: Alberto de Lope.

La labor de la Asociación de Padres siempre ha sido muy rica. Si al principio abarcaba todos los ámbitos -pues se trataba de poner en marcha el Colegio-, con el paso del tiempo se ha centrado principalmente en los aspectos formativos, trabajando siempre codo a codo con la dirección del Colegio.

La Asociación de Padres cuenta con un equipo de personas a su frente, pero todas las familias del Colegio tienen siempre las puertas abiertas –desde el Preceptor de sus hijos al Director-, para sugerir, hablar, comentar lo que vean necesario… Porque Retamar es un Colegio en el que padres, profesores y alumnos viven y trabajan en unidad de intenciones, de alegrías y de sacrificios gustosos.

Sus memorias anuales recogen con claridad el trabajo que realizan y el esfuerzo y alegría que imprimen en su labor. Por su interés se recogen algunos textos de su última memoria, año 2015:

  1. Actividades orientadas a fomentar la libertad de elección.
  • COFAPA, hemos seguido estando en la Junta Directiva de COFAPA (Confederación de Padres de Alumnos), apoyando sus iniciativas, en los últimos meses especialmente en todo lo que hace referencia a la defensa de la vida y de la educación diferenciada. El dossier de prensa COFAPA Madrid ha sido recibido y difundido a las personas interesadas, si alguno desea recibirlo que nos lo haga saber (apa@retamail.com). La participación en sus desayunos, con invitados muy vinculados a nuestros intereses ha supuesto un enriquecimiento para la labor del APA. http://www.cofapa.net/
  • The Family Watch, se ha mantenido especial contacto con esta institución, con especial referencia a su Boletín Digital semanal que tan buena acogida ha tenido y que también reciben todos aquellos que lo desean: http://www.thefamilywatch.org. Los informes periódicos que han ido elaborando también ha sido una información muy valiosa:
    • La Generación de los Millennials.
    • Las ayudas a las familias. La Reforma Fiscal del año 2015 en España.
    • La brecha de género en la educación. Las mujeres que sustentan el hogar o la familia.
    • Consecuencias económicas del divorcio. La situación especial de las mujeres.
  • Educación Diferenciada: seguimos colaborando de manera activa con EASSE –European Association of Single Sex Education–, institución que cuenta con una madre del Colegio –Dª María Calvo Charro– como Presidenta de EASSE-España http://www.easse.org/. Los Boletines y Newsletter de EASSE se siguen reenviando periódicamente a quién lo desee (apa@retamail.com).
  • Comisiones Deontológicas: se han seguido fomentando las actividades y los trabajos realizados por estas Comisiones. La Comisión de Juristas presentó su nueva publicación: “El derecho a la educación”. Recogido en el artículo 27 CE, este multifacético derecho con rango de derecho fundamental de la persona, comporta numerosas cuestiones que resulta imposible abordar en una publicación como ésta. Sin embargo, se ha querido ofrecer un ramillete de temas que se consideran muy sugerentes y sobre de los que se habla y discrepa, en muchos ámbitos de nuestra sociedad. Se han preparado dos grupos de aportaciones: uno sobre la educación en sus diversas manifestaciones y otro, sobre la enseñanza colegiada y universitaria. De ese modo, se tratan desde las cuestiones básicas a las organizativas, adentrándose finalmente, en el mundo de la Universidad, donde la autonomía universitaria y Bolonia, representan la actualidad del fenómeno educativo en su nivel superior. El acto de presentación tuvo lugar el miércoles 29 de abril, con la intervención del profesor universitario D. José Carlos Gonzalez que disertó sobre ¿Qué es, realmente, Bolonia?
  1. Actividades relacionadas con el Cincuenta Aniversario.

De acuerdo con el Colegio establecimos el modo de participar de manera activa en este especialísimo acontecimiento, dando realce a cada una de las actividades ordinarias que se celebran a lo largo de un curso académico.

Se ha querido apoyar la realización de las exposiciones que se van organizando, como manera de recordar la historia del Colegio y afrontar su futuro en la continuidad de su ideario.

Se ha trabajado conjuntamente en los reconocimientos que se han dado en cada celebración.

También se ha querido apoyar la iniciativa, de manera simbólica pero real, de la instalación de las nuevas pistas de Pádel, suponiendo la última inversión en vistas a renovar la pista de tenis que quedó inutilizada con las obras del nuevo Oratorio.

  1. Actividades orientadas a los padres.

Las actividades impulsadas por la APA con padres se pueden agrupar en:

  1. a) Matrimonios coordinadores

Desde la APA se ha seguido elaborando y entregando a los Matrimonios Coordinadores material de apoyo: carpetas con variada documentación sobre educación de los hijos, para que pueda ser usado y divulgado en las reuniones. Se ha aumentado el número de matrimonios por clase para facilitar su tarea y hacer ver que es misión de todos. También, con independencia de los agrupamientos que se dan en Secundaria y Bachillerato, se ha mantenido la figura de los matrimonios Coordinadores, en todos los cursos del Colegio, de manera que sean una ayuda para aglutinar esfuerzos y objetivos en todas las clases.

  1. b) Cursos de formación

Desde el APA se ha ofrecido de manera gratuita 14 masterclass sobre cómo mejorar la salud de los niños/niñas en edad escolar, sigue abierta esa posibilidad de hacer los cursos on line:

  1. Cómo prevenir la enfermedad en edad escolar
  2. Cómo detectar y cuidar al niño con anorexia y bulimia
  3. Cómo cuidar las alergias en edad escolar
  4. Cómo cuidar a enfermos celíacos
  5. Cómo cuidar a un escolar con artritis juvenil
  6. Cómo cuidar y educar a un niño con obesidad
  7. Cómo cuidar a niños y adolescentes con dolor de espalda y lumbalgia
  8. Cómo cuidar a un escolar con epilepsia
  9. Cómo cuidar a niños y adolescentes con Hepatitis
  10. Cómo detectar y cuidar al escolar con trastornos del estado de ánimo
  11. Conocer el cáncer en edad escolar
  12. Cómo ayudar al escolar con acné y dermatitis atópica
  13. Cómo hablar con tus hijos de drogas, alcohol y tabaco
  14. Cómo realizar los «Primeros Auxilios»
  1. c) Póliza Acunsa

Se ha mantenido los contactos con la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra para todos aquellos que estaban interesados. Se han mantenido las prestaciones que en su día ofrecimos.

  1. e) Convenio con Aceprensa

Se ha mantenido la suscripción digital para los Matrimonios Coordinadores que lo desean con el compromiso de dar difusión a aquellas noticias que resulten de interés. Se han actualizado estas suscripciones. Semanalmente se recibe en el correo electrónico el índice de los boletines semanales y se tiene acceso al contenido íntegro de los mismos. Estos suscriptores se comprometen a difundir extractos de esa información entre el resto de las familias de su clase o curso, pues todo el Colegio constituye el verdadero destinatario del Convenio, haciendo referencia siempre a la fuente.

  1. d) Ropero

Como un servicio más de la APA hacia los padres, viene funcionando con regularidad y eficacia el ropero, en donde se oferta el material cedido o perdido (sin que se haya reclamado en un plazo prudencial de tiempo), adecuadamente acondicionado y arreglado.

  1. e) Actividades deportivas

Como en años anteriores, este también se está celebrando el torneo de fútbol para padres y profesores. Así como otros torneos más puntuales entre clases.

  1. f) Actividades formativas

Han seguido aumentando la oferta de retiros y charlas formativas para padres, especialmente desde que se cuenta con el nuevo Oratorio y Salón de Actos, buscando nuevos formatos de acuerdo con las sugerencias remitidas por todos.

  1. g) Cursos de orientación

Se ha incrementado la oferta de estos cursos, con especial respuesta de los propios padres del Colegio. En el curso 2015/2016 contamos con muchas familias haciendo los cursos de orientación:

  • Curso de Educación de los hijos
  • Curso de Relaciones Conyugales I
  • Curso de Relaciones Conyugales II
  • Curso de Primeros Pasos
  • Curso de Orientación para padres de 1º a 4º de Primaria
  • Curso de Orientación para padres con hijos adolescentes
  • Curso de Orientación para padres con hijos preadolescentes
  • Nuestra puesta al día: revisemos la vida juntos
  1. h) Peregrinaciones

Este curso se comenzó con una peregrinación a la Jornada Mariana de la Familia en Torreciudad que presidió el Prelado del Opus Dei. Constituyó el punto de partida de las celebraciones por el Cincuenta Aniversario, presentando, por este motivo, una ofrenda a la Virgen de Torreciudad. En el mes de diciembre se organizó otra peregrinación a Tierra Santa

  1. Coordinación con Orvalle & Alegra
  • Seguir estableciendo cauces para mejorar la coordinación entre los tres colegios tanto de calendarios, como de ayudas a las familias, como de objetivos generales, materiales, etc.
  • Difusión, apoyar la difusión de ambos centros pues se han duplicado los puestos escolares disponibles tras la puesta en marcha de Alegra.
  • Prestar atención preferencial a las familias numerosas de los tres Colegios.
  1. Actividades orientadas hacia los alumnos
  2. a) Becas

Con independencia de las ayudas que facilita la Fundación Retamar, la APA aprobó, dentro de sus escasos recursos, algunas ayudas específicas.

  1. b) Novena de la Inmaculada

Este curso se ha celebrado la novena en el Oratorio del Colegio orientada a los alumnos, antiguos alumnos y algunos días especialmente para las familias: 6 y 8 de diciembre.

  1. c) Conferencias

Desde la APA se han organizado algunas conferencias para el asesoramiento profesional de los alumnos de los últimos cursos, con especial referencia a las dos semanas de orientación profesional que se organiza cada año tanto en la Formación Profesional como en Bachillerato.

  1. d) Seminario de Bioética

También se presta la colaboración al Colegio para la organización del seminario que siguen todos los alumnos de 2º de Bachillerato y que tan buena experiencia ha conseguido.

  1. Actividades de solidaridad
  2. a) Voluntariado familiar

Se ha mantenido la colaboración con la ONG Desarrollo y Asistencia, www.desarrolloyasistencia.org. Las familias voluntarias dedican la mañana de dos sábados al trimestre (de 10:30 a 13:30) para hacer salidas lúdico/culturales con niños discapacitados. Las familias voluntarias se encargan de recoger a los niños en su domicilio y realizar una actividad conjunta que la ONG se encarga de organizar. Al terminar se vuelve a llevar a los niños a su domicilio. Ha crecido el número de familias implicadas en esta iniciativa.

  1. b) Acciones prefijadas en el Colegio para los alumnos

Se ha mantenido el plan de actuaciones para los alumnos de los cursos de ESO y Bachillerato, atendido por voluntarios. También se han consolidado los desayunos solidarios de padres e hijos (5º y 6º de Primaria y 1º de ESO) y las actividades en asilos y hospitales.

También se ha realizado la habitual Campaña de Navidad, que ha supuesto una gran movilización de las familias del Colegio poniendo de manifiesto su habitual solidaridad y generosidad.

Con los alumnos de Bachillerato y último curso de Secundaría se participó activamente en la campaña de recogida de alimentos en gran parte de centros comerciales en el mes de noviembre.

Con los alumnos de 2º de Bachillerato, la actividad de solidaridad en el Centro de Cuidados Laguna supone una iniciativa de honda actualidad.

  1. c) Campañas y Programas de ayuda

Anualmente, desde el comienzo del Colegio, Retamar solicita a las familias que colaboren en tres campañas de solidaridad. Al mismo tiempo se insiste siempre en que la ayuda económica solicitada, debe recaer principalmente en el sacrificio personal de los propios alumnos: recortar algún gasto habitual, prescindir de una salida, etc. Las áreas de impacto de manera estable con las que se está trabajando son: Costa de Marfil, Kenia, Sudáfrica, Rusia y Tierra Santa.

  1. d) Otras actividades de voluntariado para los alumnos y antiguos alumnos

Periódicamente se hace labor de voluntariado en comedores de indigentes. En algunas épocas del año, como las Navidades, se han repartido juguetes y a los mendigos de la calle, café caliente. Por las tardes y fines de semana, se atienden:

  • Comedor de indigentes. Lunes, jueves y viernes de 17:30 a 19:30.
  • Atención de enfermos. Domingos de 11:00 a 13:00.
  • Comedor de indigentes. Los sábados de 12:30 a 14:00.
  1. e) Atención asistencial

Hemos continuado con la labor de voluntariado del año pasado, en la cual una vez por semana, de dos en dos personas, se hace compañía durante dos horas a una persona mayor en su domicilio. Este voluntariado se realiza también a través de la ONG Desarrollo y Asistencia.

  1. Publicaciones
  1. a) Araucaria

Como viene siendo habitual desde su creación, se ha financiado la Publicación Araucaria, en la que se recogen trabajos de creación e investigación por parte de los alumnos del Colegio.

  1. b) El derecho a la educación

Publicación editada por la Comisión Deontológica de Juristas.

  1. c) Publicaciones de alumnos:

Se ha ayudado a la edición de algunas publicaciones de alumnos, como apoyo a iniciativas concretas.

LINEAS DE TRABAJO ESTABLECIDAS PARA EL AÑO 2016:

  • Seguir apoyando al Colegio en la celebración del Cincuenta Aniversario, facilitando, en la medida de lo posible, con los recursos necesarios en los eventos se ven realizando. Por este motivo se ha acordado crea un premio especial para aquel relato o poema de cualquiera de las categorías relacionado con la historia de los cincuenta años del colegio.
  • Seguir prestando una especialísima atención a analizar las sugerencias e iniciativas para ayudar a todas las familias que lo están pasando mal en la coyuntura económica actual.
  • Estudiar el modo de que el año de la misericordia se viva de una manera intensa y cercana en todo el Colegio y especialmente sea una referencia en el trato mutuo de padres, profesores y alumnos.
  • Intensificar el apoyo a las familias numerosas de manera que puedan traer a sus hijos a Retamar. En esa misma línea priorizar también la atención de los hijos de los Antiguos Alumnos y de sus hermanas, estableciendo cauces para que, si lo desean, puedan estudiar en Retamar, con independencia de las dificultades económicas que puedan tener.
  • Seguir avanzando en la coordinación con Alegra y Orvalle.
  • Estudiar el modo de apoyar la iniciativa del Arzobispo de Madrid – D. Carlos Osoro- del Plan Diocesano de Evangelización que ha convocado desde el pasado 12 de diciembre hasta el año 2018, para contribuir a revitalizar el espíritu apostólico en los fieles de la diócesis de Madrid.
  • Apoyar a los Matrimonios Coordinadores consiguiendo que sean más los que se incorporen a estas tareas.

Un hombre anciano, sabio y prudente, pocos meses antes de su muerte le habló a aquellos dos hermanos, a la sazón alumnos del Colegio, en los siguientes términos: mis hijos nunca me han faltado al respeto, incluso de mayores ya casados, han escuchado mis consejos como si de una norma escrita se tratara; tengo noventa y tres años y me siguen prestando todo su apoyo y cariño; ¡que Dios los bendiga! Estas palabras escritas por el mayor de los hermanos inmediatamente después de escuchadas, son el exponente bello y rotundo de una familia unida. ¿Sabe usted cual fue uno de los últimos consejos que mi bisabuelo le dio a mi padre? Lleva a los niños a Retamar, allí saben la importancia que tiene la vida de familia.

Podríamos contar multitud de anécdotas de parecidas características en las que han quedado reflejadas razones similares para elegir el Colegio como el centro más idóneo para la educación de sus hijos. Seguro que también habrá quien lo haya elegido por la formación cristiana impartida desde el respeto a la libertad, o por la importancia que le damos a la educación formal –a la adquisición de eso que llamamos nuestro estilo–, o por el rigor académico, o por que aquí se enseña a ejercitarse en los hábitos que hacen posible la adquisición de las virtudes humanas. Habrá incluso padres que en un primer momento se sintieron atraídos por unas instalaciones privilegiadas. ¡Bienvenidos sean si luego comprendieron la verdad! Y es que todo lo citado forma parte de nuestro proyecto educativo, y alcanzar los logros que este propone es la razón de ser de nuestra presencia social, sin estos objetivos Retamar nunca hubiera existido. Pero sin duda todo esto es posible si al incorporarse un nuevo alumno es también su familia la que se incorpora. Es con, y unidos a las familias cuando la acción colegial tiene sentido y respaldo.

Lo que más desea un pequeño, que abandona el hogar familiar todas las mañanas, es sentirse como en su casa. Cuando el niño sabe que su preceptor es amigo de sus padres, que los profesores se ven periódicamente con ellos con ocasión de las reuniones trimestrales, que en casa se respaldan las decisiones de aquellos, y que conjuntamente se establecen los planes para su mejora, el niño verá en el Colegio una prolongación de su casa y en los profesores unos amigos leales. Cabe decir que una familia que participa está ayudando a que aquél se sienta más seguro.

Pero hay un aspecto fundamental que pertenece a la acción específica de los padres, el ejemplo. Los padres son los principales educadores de sus hijos, tanto en lo humano como en lo sobrenatural, y han de sentir la responsabilidad de esa misión, que exige de ellos comprensión, prudencia, saber enseñar y, sobre todo, saber querer; y poner empeño en dar buen ejemplo”. (Es Cristo que pasa. El matrimonio educación cristiana, 27) Con él ayudan enormemente a formar el carácter de sus hijos. Si aman la belleza y la sabiduría les enseñarán a apreciarlas, si ejercitan la generosidad los hijos serán desprendidos, si lo padres son piadosos los hijos estarán siempre cerca de Dios. Unos padres que trabajan con ilusión y entrega están enseñando a los hijos a enfrentarse al estudio con optimismo y alegría aunque conlleve esfuerzo. Cuando la madre y las hermanas son objeto de un respeto especial, los chicos trasladarán esa manera de comportarse a sus relaciones sociales.

La familia es, como se puede apreciar, el eje sobre el que gravita el peso fundamental de la educación, por tanto sería un absurdo no considerarla, asimismo, fundamento de la vida colegial. ¡Retamar no suple a los padres, ayuda a los padres! Conscientes de que, hagan lo que hagan, los hijos están aprendiendo de ellos, ponemos a su disposición un conjunto de medios para ayudarles en su irrenunciable tarea. Esas actividades son parte fundamental del proyecto educativo porque, necesariamente, acabarán por influir de manera decisiva en la educación de los menores.

La mayor parte de las actividades que se imparten en Retamar cuentan con la experiencia y el buen hacer profesional de los propios padres del Colegio. Se acude a ellos para que el resto se enriquezca de sus conocimientos y de su valía profesional. Como siempre se dice, el mayor valor añadido de Retamar son sus propias familias; familias que no dejan de serlo con el paso del tiempo, cuando los hijos dejan el Colegio. Los alumnos siempre son alumnos; y las familias, siempre padres de Retamar, con el Colegio a su disposición para todo lo que puedan necesitar.

Desde el comienzo, por sugerencia de un buen número de padres, ante la presión del ambiente y la falta de referencias adecuadas en la sociedad civil, cada vez se ha visto más necesario aprovechar la oportunidad de que muchos padres ofrezcan soluciones y propuestas, desde los ámbitos profesionales en que se desenvuelven: aconsejando, moviendo y alentando la conciencia del resto de las familias del Colegio; con mucha profesionalidad, para que mantengan viva su dignidad cristiana, y ejerciten los derechos y cumplan los deberes de ciudadanos responsables; impregnando todas las actividades de un contenido sobrenatural, que contribuya eficazmente a solucionar los grandes problemas de los hombres.

Con la idea de involucrar en este objetivo a la mayor parte de las personas que forman Retamar, se ha trabajado principalmente en tres grandes áreas:

  • La Familia y la libertad de enseñanza; la conciliación trabajo familia; las familias numerosas; la justicia.
  • La Vida y la ecología; la paz; los aspectos básicos de bioética; los cuidados paliativos; el derecho de los no nacidos.
  • El ocio; las nuevas tecnologías y su uso por los más jóvenes; el tiempo libre; la solidaridad; etc.

Estas grandes líneas han servido para afrontar durante estos Cincuenta Años muchas iniciativas que sin la colaboración de los padres habrían sido inviables. Repasemos algunas de las que han afectado a miles de alumnos o padres.

Las Comisiones Deontológicas. Para difundir el Magisterio de la Iglesia en cada ámbito profesional, algunos padres pusieron en marcha reuniones o seminarios       -orientados a otros padres del Colegio y profesionales de su entorno-, sobre temas que gozan de especial actualidad y guardan particular importancia en el ámbito de su profesión. De este modo, se facilita criterio sobre aspectos doctrinales y se comparten experiencias que sirvan para forjar una opinión pública respetuosa con la ley natural y la fe cristiana, y que permita una movilización para fomentar una nueva cultura coherente con la dignidad de la persona humana y su destino a la gloria de los hijos de Dios en Jesucristo. Se brinda la oportunidad de poner en contacto a profesionales de su mismo ámbito para secundar la llamada del Papa: iluminar el mundo con la luz de Cristo y sazonar el ambiente en el que se desarrolla nuestra existencia. Y ello conociendo los numerosos documentos del Magisterio y aplicándolos a la vida profesional de cada uno.

La Comisión Deontológica de Juristas, desde su constitución, no ha dejado de publicar anualmente sus trabajos. En ellos, podemos decir con orgullo que han intervenido prestigiosos juristas. Los médicos y los farmacéuticos también han colaborado con sus trabajos, y sus sesiones siempre han sido de gran actualidad.

Derechos fundamentales (2007) Leer Descargar
Principio de Subsidiariedad (2008) Leer Descargar
El trabajo profesional (2009) Leer Descargar
La familia del siglo XXI (2010) Leer Descargar
Derecho a la vida (2011) Leer Descargar
Libertad religiosa (2012) Leer Descargar
Los pilares del Concilio Vaticano II (2012) Leer Descargar
Libertades comunicativas (2013) Leer Descargar
Libertad y seguridad (2014) Leer Descargar

Los seminarios de bioética. Tanto para alumnos como para padres, llevan años impartiéndose. Se han centrado en aspectos médicos y éticos de la reproducción y de la afectividad humana, con temas como: la educación de la afectividad, la infertilidad y la esterilidad, el comienzo de la vida humana, los cuidados paliativos, etc. Han servido de referencia para la actuación profesional y social, y para dar argumentos y firmeza en aspectos en los que hay mucha inseguridad e ignorancia.

Los seminarios de orientación profesional. Las dos semanas de orientación profesional y universitaria que se realizan en Retamar tienen un carácter eminentemente práctico e informativo. El objetivo es que los alumnos conozcan la realidad, tanto de los estudios universitarios, como de la posterior práctica profesional. Se persigue ampliar horizontes profesionales, personales y de servicio a la sociedad. Los conferenciantes y ponentes son todos padres del Colegio, que conocen bien cada una de las disciplinas en las que se desenvuelven y desarrollan su cometido profesional. Con el paso de los años, aquellos que recibieron la gran ayuda de esos padres que pusieron en marcha el Colegio son los que realizan esa misma labor con sus hijos; y estos alumnos, a su vez, lo harán no dentro de muchos años con las siguientes generaciones. Son los modos de proceder en Retamar.

Los Cursos de Orientación. Las actividades que principalmente se ofertan a todas las familias, tanto a las que están en el Colegio, como a las que solicitan la futura admisión de sus hijos, se centran principalmente en la formación. Los Cursos de Orientación, o Cursos para padres, son de gran utilidad, independientemente de la incorporación o no en Retamar. Supone un norte claro en los momentos de mayor trascendencia en la educación de los hijos, ya que ayudan mucho a determinar las bases de su educación y maduración futura. Algunos están orientados a facilitar pautas para la educación de los hijos en edades tempranas –donde la referencia de los padres es fundamental, al ser edades en que se forma el carácter y se adquieren los hábitos para un acertado y auténtico desarrollo madurativo–; otros, para fortalecer la relación entre marido y mujer, orientar bien la relación y saberse comprender mutuamente. Este beneficio innegable para los cónyuges, redunda de modo radical siempre en la educación de los hijos. Sólo contando con los padres se pueden impartir con la calidad y profesionalidad necesaria.

La solidaridad. Se intenta ofrecer a los alumnos del Colegio un completo plan de acción en la solidaridad para cada uno, según sus deseos y posibilidades. Se puede participar en distintas actividades sociales –que siempre cumplen la característica de su voluntariedad–, y la de abrir un gran abanico de posibilidades para los alumnos que deseen hacer cosas a favor de los demás, sin olvidar la necesidad de que los padres se deben implicar en las acciones de solidaridad en que participen sus hijos. Sobre este tema habrá una jornada específica en este año de celebraciones. También son los padres los motores de su puesta en marcha.

Se podrían seguir enumerando acciones como el ropero, las actividades culturales para familias, y otras muchas que están presenten en el día a día del Colegio y que su desarrollo y puesta en marcha sólo es posible por la iniciativa de las familias de Retamar.

COLEGIO DE FAMILIAS A LAS QUE HAY QUE AYUDAR

Retamar es un colegio de familias, en el que todos sus miembros tienen cabida y desempeñan una labor indispensable. Muchos de sus eventos están abiertos y las actividades que se organizan son para todos ellos.

Los padres reciben una atención prioritaria. Las cuarenta reuniones de padres que se tienen, al menos, durante los estudios de un alumno constituyen el mayor punto de apoyo para que los padres se incorporen a la vida normal del Colegio. Gracias a ellas, van conociendo a todos los profesores de Retamar y palpan su dedicación, cariño, profesionalidad, buen hacer, etc., lo que permite que vayan asimilando el ideario y lo hagan cada vez más propio.

Las familias numerosas son una excelente manifestación de fe y de amor, y una escuela de virtudes para padres y hermanos. Además, la sociedad –incluso en aspectos materiales, como las energías para el trabajo o la equitativa distribución de la riqueza- es de ordinario beneficiada inmediatamente por el bien de la natalidad. La restricción de los nacimientos –como atestigua la historia- ha llevado a muchos pueblos a una clara decadencia moral e, incluso, a la extinción física. Las familias de Retamar siempre han mantenido una media de hijos por familia alrededor de cuatro, con fluctuaciones muy pequeñas (actualmente son 3,9). Lo consideramos el mayor activo de la formación que se imparte.

La tradición de entregar la medalla de plata en la Fiesta Fin de Curso a la familia que llega a los veinticinco años en el colegio alcanza ya la cifra de treinta y seis familias. Una placa de especial significado para todos fue la entregada a la familia Abascal Castañón al coincidir siete hijos estudiando a la vez en Retamar en el año 1994, que fue superada por la familia López-Medel Marina con ocho hijos estudiando a la vez en los años 2009, 2010 y 2011 (llegando a nueve hijos estudiando en el Colegio).

Los objetivos buscados con el Plan de Formación de padres, que principalmente pivota en la labor del preceptor y su atención personalizada, son involucrar a los padres en la educación de los hijos; que cada familia se plantee la educación de sus hijos como un Proyecto Educativo a largo plazo, con acciones a corto plazo; ayudar a cada familia a desarrollar el Proyecto Educativo de Retamar -“formar grandes hombres, grandes sabios, grandes santos”-; conseguir, en definitiva, la unidad de criterio entre la familia y el Colegio.

Los padres educan fundamentalmente con su conducta. Lo que los hijos y las hijas buscan en su padre o en su madre no son sólo unos conocimientos más amplios que los suyos o unos consejos más o menos acertados, sino algo de mayor categoría: un testimonio del valor y del sentido de la vida encarnado en una existencia concreta, confirmado en las diversas circunstancias y situaciones que se suceden a lo largo de los años.

Durante estos cincuenta años dos objetivos han estado siempre presentes en la Dirección del Colegio: facilitar el acceso a las familias numerosas, que el número de hijos nunca fuera una dificultad para acceder a estudiar a Retamar y que los profesores dispongan de una retribución adecuada. En este aniversario no se pueden obviar y se desea seguir avanzando en su consecución. Hemos comprobado las dificultades económicas, y de logística, con que se encuentran bastantes de nuestros antiguos alumnos y sus hermanas -que tienen para nosotros la misma consideración- para poder afrontar la incorporación de sus hijos a Retamar.

En los últimos años estamos constatando un gran aumento de solicitudes en cursos superiores y una gran dificultad para 1º de Primaria, tanto por los numerosos traslados profesionales en familias jóvenes como por la reducción de los sueldos en los universitarios que se van incorporando a la vida laboral y la incertidumbre que supone el deseo de formar una familia numerosa, ante la carga económica que lleva consigo.

Como nuestro deseo es que todos aquellos que quieran y se identifiquen, con nuestro modelo educativo y de valores, puedan traer a sus hijos a Retamar hemos establecido una oficina para Antiguos Alumnos, bajo la coordinación de D. Enrique Arenas y D. Enrique de Alba, que pueda ofrecer soluciones a cada caso, y asegure mantener en el tiempo esas soluciones. Nuestro mayor valor son nuestras familias; por eso, lo que deseamos es custodiar el perfil actual, sin que haya cambios en la identificación entre lo que ofrecemos y buscan las familias que vienen a Retamar

En esa línea, hemos mantenido conversaciones con Alegra y Orvalle para coordinar medidas conjuntas:

  • Establecer un coste de enseñanza máximo por familia, que lo solicite, de tres cuotas de manera directa con Orvalle. En el siguiente enlace se recoge el acuerdo.
  • Analizar y estudiar las ayudas de las solicitudes presentadas de las familias conjuntas con Alegra.
  • Seguir mejorando el transporte entre los tres Colegios, Alegra, Orvalle y Retamar, con rutas lanzaderas que acorten los tiempos y faciliten la gestión de los padres.
  • Coordinación de calendarios y una información completa del material escolar de los tres centros.

Al ser habitual que los que más pueden ayuden a los que más lo necesitan, de aquí que nos planteemos afrontar este reto: facilitar que todos nuestros antiguos alumnos puedan traer a sus hijos a Retamar. Estamos seguro de conseguirlo, como siempre, con la ayuda y el sacrificio de todos, pues es nuestra intención seguir ofertando unas cuotas, sin especiales cambios, y una dotación de ayudas, para quien lo necesite, que puedan ir creciendo con el tiempo.

Para aquellos que nos ayudan, con independencia de la desgravación fiscal que suponen los pagos por la enseñanza privada, a continuación se recoge un cuadro con el esquema de los incentivos al mecenazgo para las donaciones puras y simples que se realicen en favor de fundaciones acogidas al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

IRPFEjercicio 2014Ejercicio 2015Ejercicio 2016 y siguientes
Primeros 150€––50%75%
Resto25%27,5%30%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años, si va en aumento) > 150 €––32,5%35%
Límite deducción base liquidable 10%10%10%

Gracias por todas las iniciativas y propuestas que nos estáis haciendo que son las que nos permiten tomar estas medidas con la seguridad de vuestro apoyo. No dejéis de seguir actuando de igual manera.

Testimonio del matrimonio Corral

Que el colegio RETAMAR cumpla medio siglo y te anime a escribir unos recuerdos, supone un gozoso esfuerzo en búsqueda de lo esencial, e implica la renovación de un especial agradecimiento y la consideración de ser una familia afortunada.

Carmen y yo llegamos a Madrid en Septiembre de 1970, procedentes de León, con la importante cuestión de los Colegios resuelta. Retamar estaba en sus comienzos. Nos informaron que trataba de seguir la experiencia alcanzada en el Colegio GAZTELUETA de Bilbao. Que no era fácil ser admitido porque se trabajaba con seriedad. Las personas que nos aconsejaron eran tan de fiar, que no dudamos solicitar la admisión.

Sumamos 23 cursos de padres de RETAMAR, con cinco hijos que terminaron. Desde Luis, de la promoción de 1976, a Miguel, de la promoción de 1993. Han resultado unos años más con algunos nietos.

Desde el principio se nos despertó un grato asombro. Nos dimos cuenta que los padres resultaban más beneficiados que los alumnos y los profesores. Luego supimos que en la mente fundacional, los padres eran lo más importante. Pero ¿en qué resultábamos beneficiados? Al cabo de medio siglo nos parece ver un gran provecho: aprender a hacer el bien.

Ser conscientes ahora de este efecto beneficioso, no significa que sea fácil su explicación en dos folios. Pero sí resulta asequible espigar algunos recuerdos.

Un día estaba con Juan Antonio García Novo (Peque), Subdirector del Colegio, en los comedores de alumnos, de pie, presenciando cómo se movía la cola del autoservicio. Avanzaban los comensales bandeja en mano ante el mostrador. En esto, llegó un empleado encargado de cuidar el orden, se dirigió a Peque y le dijo: fulanito ha pasado ya varias veces, y no puede ser … Peque, con su habitual serenidad, contestó sin inmutarse: déjale que coma lo que quiera. No lo he olvidado. Me pareció un episodio ilustrativo de la existencia de un trasfondo: se buscaba hacer el bien.

Algo que nos llamó la atención desde el principio, fue la abundante información escrita que recibíamos los padres. Había conferencias, charlas, cursos, la Revista Retamatch, actos académicos, primeras comuniones, confirmaciones, fiesta deportiva … Queremos destacar los cursos de orientación familiar, entre otros. Los recibíamos grupos de matrimonios de padres. Eran muy útiles y atractivos. Seguían el método del caso, se obtenían ideas educativas para la propia familia y se hacían buenas amistades. El propio ambiente las propiciaba. Se extendían también a los hijos.

¡Y qué vamos a contar de la figura del preceptor! Para nosotros resultaba desconocida. Es el enlace directo entre el Colegio y los padres. Las tres partes del triángulo obtenían una ganancia, la reunión del preceptor con los padres, de éstos con el hijo, y del preceptor con el alumno, constituían unos parones en el curso académico, consistentes, no sólo en el comentario de las calificaciones, sino también en una rendición de cuentas. La conclusión era la producción de un estímulo importante para las tres partes indicadas, y la consiguiente mejora.

Un grupo de padres de RETAMAR, satisfechos con la educación que recibían sus hijos, decidió hacia 1984 emprender la promoción de un Colegio para las hijas. Así nació ORVALLE. La ayuda de RETAMAR fue decisiva. ORVALLE es hoy un Colegio consolidado, que ha ido creciendo hasta el punto de haber generado otro Colegio en Madrid.

Volvemos atrás, es decir, al beneficio dispensado consistente en aprender a hacer el bien. En medio siglo se ha experimentado un notable cambio en las mentalidades y, por tanto, en las costumbres. En efecto, existe un nuevo paganismo que se caracteriza por la búsqueda del bienestar material a cualquier coste, y por el correspondiente miedo a todo lo que pueda causar sufrimiento. Así que, como reacción, se refuerza la idea de enseñar a hacer el bien. La cual se manifiesta, en dos convicciones principales: la necesidad e importancia de la formación y de la familia.

Se repite la historia: ahora se está desarrollando una seria descristianización, que lleva consigo pérdidas muy graves para la humanidad. De ahí la necesidad e importancia de la formación. Por ejemplo, adquiriendo y mejorando las virtudes, especialmente la caridad. La formación no termina nunca. Lo que se recibe ahora es fundamento de lo que vendrá después.

La formación requiere la libertad que es un bien muy grande y el origen de muchos males, pero también es el origen del amor. Sólo los seres libres están en condiciones de amar y ser felices. La debilidad humana disminuye la libertad interior, porque esclaviza a la persona.

En los momentos de crisis profundas en la historia, no han sido nunca muchos los que, permaneciendo fieles, han recibido la formación suficiente, los resortes morales e intelectuales, para oponer una decidida resistencia a los agentes de la maldad. Pero esos pocos han colmado el mundo nuevamente, de luz y de calor.

Debemos convencernos de que es posible cambiar el rumbo de este mundo, enderezando todas las actividades humanas. Por lo que se hace necesario asumir y desarrollar, cada uno por sí mismo, la responsabilidad de la formación. Ciertamente no faltarán la lucha y los sufrimientos.

Respecto de la familia, se deber recordar que es la comunión de amor entre un hombre y una mujer, indisoluble y abierta a la vida. Y que existe por ley natural para todas las personas, creyentes y no creyentes.

Y se observa, también al cabo de medio siglo contemplado, que las costumbres y las leyes civiles de muchos países se empeñan en pervertir la familia, con lo que se pone en juego una columna insustituible para la recta ordenación de la sociedad, y un fundamento importante para que las personas alcancen la madurez y la felicidad.

Carmen ANUARBE y Luis CORRAL 2 junio 2013

RETAMAR: ESTILO Y FUNDAMENTO. Por Fernando Chiclana

Retamar nació con la idea y la ilusión de ser un proyecto educativo que abarcara a padres, profesores y alumnos, para contribuir y sobre todo ayudar a cada uno y de distinta manera a diseñar su proyecto de vida personal que le conduzca a ser mejor. Esta mejora no tenía que ser sólo durante el tiempo de estancia en el Colegio sino que se presentaría, también, a lo largo de la vida.

Así ha sucedido en la gran mayoría de las personas que hemos pasado por Retamar. Unos desde que tomaron contacto y otros, años después de concluir su estancia. Retamar ha sido para todos un referente que hemos utilizado e incorporado en más o en menos a nuestra vida.

La formación intelectual, la deportiva, la doctrinal-religiosa, la social y la familiar, se han cuidado de forma escrupulosa. Pero lo que ha tenido Retamar ha sido la sabiduría de desarrollar la formación humana, a través del ejercicio de las otras, y poniéndola en el ambiente, del que cada uno ha tomado un baño general, y además bastantes o algunos aspectos que le han servido para mejorar.

Así se ha podido aprender en Retamar la prudencia, para considerar rectamente y juzgar rectamente. La flexibilidad, que evita la rigidez y la fragilidad y ayuda a distinguir entre la aceptación de la persona y lo que la persona hace. La exigencia, que coloca a la persona frente a lo que se espera de ella. La generosidad, en cuanto supone utilizar la voluntad por acercarse al bien, decisión libre de entregar lo que uno tiene y terminar entregándose. La responsabilidad, para asumir las consecuencias de los propios actos y los resultados de las decisiones que se toman. La sinceridad, para presentarse como uno es y presentar las cosas como son, como han ocurrido, alejándose tanto de la mentira, como de la adulación. El optimismo, confiando razonablemente en sus propias posibilidades, en la ayuda que le pueden prestar los demás, presentándose las dificultades y obstáculos a superar, y afrontando el conjunto con deportividad y alegría. La lealtad, para actuar con congruencia ante la palabra dada o el compromiso ofrecido. La fortaleza, para resistir y empujar en situaciones personales o ambientales difíciles, soportando las molestias y acometiendo empresas considerables. La libertad, aprendiendo a elegir el bien, a desembarazarse de las servidumbres, a romper las cadenas de ir de deseo en deseo, para acercarse más a sí mismo y a los fines a los que ha venido al mundo.

De más actitudes podíamos hablar, pero con esta muestra es suficiente. Y esto lo consigue Retamar a través de sus clases de matemáticas, o filosofía o lengua; a través de sus deportes; en los pasillos; con el uso de las aulas; en sus fiestas; en los comedores; en los oratorios, en el trato con los profesionales no docentes…

Posible lo hacen directores que lo diseñan, lo corrigen y lo conducen; profesores que lo encauzan y lo transmiten; padres que lo reciben, lo apoyan y lo continúan en su ambiente familiar y alumnos que lo incorporan y van dirigiéndose y creciendo hacia el conocimiento de sí mismos y al conocimiento de la verdad… hacia la sabiduría.

Por esto luchamos los que lo recibimos, para entregarlo, mejorado, a los siguientes… y ¡así sigue hoy a los cincuenta años!

Todos nos hemos beneficiado de este estilo y fundamento de Retamar. Cuanto más hemos luchado por darlo, más y mejor lo hemos recibido.

Visita la galería de imágenes de este pilarLas Familias en Retamar

 

Ir al comienzo